mindfulness

Mindfulness

Las rocas del oro

La conciencia es la esencia de nuestra existencia. Está todo el tiempo a nuestro alcance y, sin embargo, la mayoría de nosotros no somos conscientes de ello.

Una leyenda tibetana trata sobre una familia pobre que vivía en una choza de barro con una pequeña hoguera en el centro, y un agujero que funcionaba como salida de humo a través del techo de paja.

Colocaban ramitas y hierbas en el hueco que habían hecho entre tres rocas planas, que estaban situadas a la distancia suficiente para que encima pudiera ponerse una pequeña tetera.

Un día, un cazador de tesoros fue a la aldea y picó de puerta en busca de algún chollo. La mujer se rio cuando él apareció, diciéndole: «Somos la familia más pobre del pueblo y no tenemos nada que pueda interesarte».

De repente, el hombre pegó un brinco de la puerta a la hoguera, con los ojos como platos por la sorpresa. Examinó las rocas y le dijo: «¿Es que no lo ves? ¡Estas rocas contienen cristales de diamantes! Las venderé por ti y seréis las personas más ricas del pueblo».

El hombre se fue con las gemas preciosas, y unos cuantos meses después regresó con suficientes monedas de oro para convertir a esa familia pobre en personas muy ricas. De hecho, habían sido ricos todo el tiempo, pero no lo sabían.

Nuestra conciencia es nuestro mayor tesoro, y ya disponemos de él, pero no lo sabemos.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *